Razones por las que vale la pena estar soltera
A principios de este año un amigo me comentó que él se dio cuenta del momento exacto en el que yo empecé a sentirme más bonita, más segura, en armonía:

Tenía este post engavetado. ¿Lo publico o no? Me preguntaba. Por alguna razón sentía que sería atacada por decidir estar soltera, y la verdad es que así fue. Por lo menos no publiqué  el artículo, me dije aquella vez.  Y saben qué fue lo más curioso, me sentí más atacada por nosotras, las mujeres. ¿Extraño, no? Pero déjenme desahogarme y creo que hablaré por muchas: ¡Qué jodida presión! Mi amiga Lore dice que yo me dejo presionar por nadie, tiene razón, pero a veces me encontraba a mí misma cuestionándome ciertas cosas.

Retomando el inicio de este escrito, luego de recibir varios mensajes privados a raíz mi último post (que estaban en una relación sólo por no ser la soltera del grupo o que se sentían atacadas por familiares y amigos por el hecho de estar soltera), decidí publicar este post, con algunos arreglos.

Miren, cada etapa tiene su sabor, es como una comida de cinco tiempos, donde las porciones son más pequeñas… si te saltas algún tiempo, probablemente terminarás con hambre, y luego del postre, querrás comer salado. A lo que me refiero es, disfruta cada período. Si estás soltera, decide que la vivirás al máximo hasta que llegue lo que anhela tu corazón. Estas son mis razones.

1. Tienes el permiso y todas las posibilidades de conocerte a ti misma. Y eso significa, que puedes encontrar cualidades que no te gusten, lo que en algunas ocasiones se remitirá en que no quieres estar sola contigo misma. Es entendible, pero es un ejercicio que todos debemos hacer. Es sólo momentáneo, hasta que hagas las paces con tus “demonios”, y te des cuenta que nunca serás un producto terminado; tienes todo el derecho a cambiar de opinión, de perspectivas y prioridades, y también de buscar ayuda que te lleven a sanar viejas heridas (si no las curas con el cuidado debido, y sólo pones una curita en ellas, probablemente la lastimes nuevamente o quede un marca que luego será más difícil de borrar).

Ese camino al cariño propio requiere tiempo en solitario, tiempo de calidad sólo para ti. Sanar para aprender a amarte muchas veces requerirá que seas un poco egoísta, y bueno, pues con una pareja será más complicado hacerlo. Lo que me lleva al punto número dos.

2. Te querrás a ti primero que a nadie más. Leo y me han dicho personalmente que el amor me ha puesto más linda. Y aunque estoy viviendo un amor muy bonito, saludable, de esos que armas una lista y llega justo tal cual, mi “lindura” comenzó a raíz del primer punto. A principios de este año un amigo me comentó que él se dio cuenta del momento exacto en el que yo empecé a sentirme sentí más bonita, más segura, en armonía: el día de los Soberano del 2016, específicamente para el After Party de Claro. Me reí mucho con aquel comentario, sin embargo, debo admitir que cuando veo el video que me hicieron de ese día, me doy cuenta de que entonces algo en mí estaba transformándose…decidí cambiar mi look del cabello, ponerme en forma y lo mejor, cultivarme aún más espiritualmente (el cambio tiene que venir de todos lados, no sólo superficialmente). Decidí enfocarme en mí, en mi crecimiento interior y laboral, viajar, hacer nuevas amistades, conocer mi país, y decidí, finalmente crear mi blog... Como les dije en el primer punto: tiempo de calidad para ti… Lo que me lleva al punto tres.

3. Me time. Hace unas semanas, una de nuestras invitadas en Diario Moda Radio, psicóloga, comentaba que cuando se tiene pareja se pierde el 50% por ciento de la libertad. Me hubiesen dicho eso hace unos años y yo armaría una revolución, ¿perder parte de mi libertad? ¡Jamás! Pero ahora lo entiendo todo y creo fielmente en que sólo lo entenderemos y asumiremos así, si, como dicen popularmente, ya “quemamos” nuestras etapas. Más que perder, pienso que tú misma decides ceder parte de ella porque estas dispuesta a compartirla con alguien que sabes, además, que no te juzgará ni te reprochará cuando quieras hacer algo con tus amigas, es decir, tener una relación sana. Porque sabemos, que hay quienes se creen “psicólogos” y usaran todo su arsenal en pos de que nos sintamos culpables si decidimos hacer una noche de chicas. Así que ‘misijas’, disfruten de ese tiempo para ustedes donde les aseguro, si se disponen a ello, vivirán experiencias chulísimas que guardaran los mejores recuerdos de sus vidas.

4. Viajarás tanto como quieras o hasta donde el presupuesto te lo permita. Esta es una de las grandes ventajas de estar soltera, podrás viajar el mundo y conocerlo desde las experiencias que vivas ya sea en solitario, con amistades e incluso, con tu familia. Luego, cuando llegue tu compañero de aventuras, podrás mostrarle tus spots favoritos y él hará lo mismo. Mientras, aprovecha y viaja todo lo que puedas (ha sido, además, uno de los mayores consejos que me dejó mi mamá).

5. No tendrás que preocuparte por el reguero. Jajajaja. Miren, yo era tan pero tan, pero tan organizada, que cuando mi hermana y yo compartimos habitación, nuestras peleas eran por todo el reguero que ella hacía y que luego yo, para que no nos pelearan, terminaría arreglando. Ahora, soy un poco, bueno, más flexible, jajajajaja. Si vives sola tendrás tu espacio y lo organizarás en tu tiempo.

6. Podrás conocer a más personas. El networking es sumamente importante, ahora más que nunca. Y llegar sola a un evento o get together te permitirá entablar conversaciones con diferentes personalidades. Será una parte importante de tu crecimiento, no sólo a nivel profesional, sino también personal. Y por supuesto, también podrás tener dates. No se trata de salir y besarte con todo el que te invite a salir, sino más bien de conocer. Una cena o un café, incluso con quien entiendes ni siquiera podría gustarte, te dejarán grandes lecciones de vida, incluyendo reconocer lo que quieres y lo que no.

¿Tengo que dejar de salir? ¿Realmente tengo que dejar de subir cosas a IG si quiero una relación? La respuesta de mi terapeuta fue, ¿Quieres a alguien inseguro? 

7. Podrás decidir si quieres que tu vida sea una pequeña fiesta o no. La gente asume que por estar soltera siempre querrás estar de party, y bueno, es tu decisión. No te cohíbas por lo que pienses pensarán si decides salir más de dos veces por semana, por supuesto, todo con moderación es mejor. Pero, ES TU DECISIÓN. ¿Cuántas han escuchado esto? “Si sigues saliendo así no encontrarás a nadie, a los hombres no les gustan las que siempre tienen algo y además lo postean”. Ese era mi ‘pan de cada día’. Imagínense, con mi trabajo, ¿cómo lo haría posible? Según los consejos que me daban, estaba destinada, por ello, a ser soltera forever. Así que fui a consulta, porque como les comenté, llegué a cuestionarme muchas cosas. ¿Tengo que dejar de salir? ¿Realmente tengo que dejar de subir cosas a IG si quiero una relación? La respuesta de mi terapeuta fue, ¿Quieres a alguien inseguro? Y claro que yo contesté con un rotundo No. Entonces, quien quiera estar contigo no dejará de buscarte porque postees o no, porque salgas o no. Quien realmente quiera estar contigo se dará el chance de acercarse a ti y buscar conocerte... no se hará una idea de quien eres por lo que ve de ti a través del teléfono. Y así fue, pero ya ese es otro posteo.

No puedes presentar una pantalla y luego, dentro de la relación, ser otra; en algún momento las cosas explotarán y los resultados serán catastróficos. Así que de qué sirve fingir para agradarle a alguien o para sostener una relación. ¡No sirve de nada! Bueno sí, para generar nuevas heridas y muchas veces, infelicidad.

 

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS