35 lecciones que he aprendido sobre las relaciones

35 lecciones que he aprendido sobre las relaciones

Cuando pienso que tengo 35 años ni me lo creo. No lo creo porque llegar a esta edad no era como me lo imaginé: casada, con varios hijos, un súper huerto y siendo un anchor de noticias. Entonces creía que esa era la vida perfecta. ¿O será que se trataban de los pasos que me dictaba la sociedad? Sin embargo, puedo decirles que mi vida se ha desarrollado tal cual la he querido, quizá con el detalle de que me hubiese encantado tener a mi mamá conmigo. Sé que todo, incluyendo mis ups and downs en las relaciones, hubiese sido menos complicado. Pero la vida quiso que pasara por lo que pasé, y créanme, si no lo hubiese hecho, no apreciaría cosas grandiosas que tengo y he tenido.

En materia de relaciones de pareja, aguanté las críticas y los señalamientos como “la mejor”. Los desplantes, los hombres no tan buenos y las malas decisiones. También añoré momentos que ya no volverán por temor a quedarme sola… y la sociedad y muchos amigos, se encargaban de recalcarlo aún más. No podía quitarme la imagen de la cabeza de mí en una mecedora y con cinco gatos, y ni siquiera me gustan los gatos.

En fin, cuando hago un repaso de todo lo vivido, resumo en que he vivido mucho, lo malo y lo bueno. Estoy agradecida.

Y a raíz de los acontecimientos recientes en el amor (jajajaja, entra a mis redes para que vea lo que le digo), muchas de ustedes me solicitaron este: “Lecciones que he aprendido sobre las relaciones de pareja en mis años de vida”.

He descubierto, que hacer este repaso de vez en vez te ayuda a ver en qué has fallado, qué puedes negociar y qué jamás aceptarías. Es clave para que tu próxima relación (si vale pena y si es realmente lo que quieres), no fracase.  Esta es la primera vez que lo externo, con algunas que he agregado este año. Pero ojo, recuerden que cada quien tendrá y valorará diferente sus propias lecciones vividas.

Déjenme saber qué les pareció, con cuál se identificaron más o cuál ya han puesto en práctica en los comentarios.

1. El primer amor es el único que se da como el de los cuentos de hadas (esos no existen). Pero cuando eres joven y estás viviendo lo que quieres, nada ni nadie te puede sacar de la cabeza que ese amor fue perfecto, aunque no lo sea (obvio). Nadie te puede decir que esas mariposas que sientes en el estómago no son le mensaje de que estás viviendo momentos junto al amor de tu vida.

2. Cuando amas de verdad, respetas y hasta te conviertes en madre, padre, hermana, amiga y tía de tu pareja. Hasta cierto punto eres una súper mujer. Así que si piensas que no puedes asumir todos estos roles en uno, además de por supuesto el de pareja, entonces quizá no estás lista para una relación.

4. El ‘dejar saber con las acciones’ es algo de doble vía. Si sólo eres tú la que das, en algún momento te desgastas y la relación sufrirá hasta fracasar.

3. Me explico con el punto anterior, no significa que le laves la ropa, lo despiertes para ir al trabajo, le hagas el desayuno, lo esperes con la cena lista, lo busques al trabajo, le prepares la merienda sólo por el simple hecho de intentar que no te deje de querer… Se trata de que lo cuides y sepa que te preocupas; de dejarle saber que lo quieres no sólo con las palabras, sino también con las acciones.

4. El “dejar saber con las acciones” es algo de doble vía. Si sólo eres tú la que das, en algún momento te desgastas y la relación sufrirá hasta fracasar.

5. También habrá momentos en que tocará dar más de ti que tu pareja, y viceversa. Esto no significa que uno de los dos haya dejado de querer, sino más bien que hay circunstancias de la vida que requerirán de que en alguna ocasión uno tome el timón, y en otra, lo hago el segundo miembro de la dupla.

6. Hay relaciones que te esfuerzas por sostener a sabiendas de que ya no hay nada que hacer, suelta, espera y confía.

7. Aunque lo mejor siempre sea lo que suceda, no quiere decir que mandarás todo a la mierda en el primer fallo. A veces lo mejor es intentarlo de nuevo. Pero ojo, las segundas oportunidades sólo son buenas si los dos ponen de su parte.

8. Cuando ames de verdad, harás cosas por la otra persona que nunca te hubieses imaginado, y me refiero a cosas buenas. Sí, existen personas que sacan lo mejor de ti.

9. Conformarse sólo sirve para que después te arrepientas de todo y te cuestiones tu existencia y tus decisiones. ¡No te conformes, aunque sientas presión!

10. Aunque ahora no me conformo, en algún momento lo hice… por la presión, por el inténtalo a ver. Usted sabe, en lo más profundo de su ser, cuando puede fomentar una relación con alguien o no. Hazle caso a tu instinto. ¡Nunca falla!

11. Cuando sientas que no puedes con la presión, porque sucederá, busca ayuda. Desde que tenía unos 10 años le decía a mis padres que todo el mundo necesitaba tener un terapeuta al que acudir de vez en vez. Hoy, 25 años después, lo sigo afirmando. Todo el mundo siempre tendrá algo que decir, así que búscate un terapeuta y escúchalo sólo a ella/ él.

12. Nadie es perfecto y cada quien tiene su propia forma de demostrar cariño.

13. Habrá quienes te dirán que no puedes disfrutar o divertirte igual si eres soltera. Si sales mucho, eres una party girl que el único compromiso que busca es vivir la noche (aunque no hagas nada); si no sales mucho eres una antisocial (aunque eso signifique que te estés concentrando en algún otro proyecto de vida)… Te diré algo porque lo he vivido: el ladrón juzga por su condición. Aprende a tomar consejos sólo de quienes de verdad sabes no te lo dan por envidia o por alguna frustración personal en su relación.

14. Te tocará al menos una persona con big issues. Identificarlo no será fácil. Y vamos, todos tenemos issues, pero hay quienes te drenan y te llevan, 'dizque' por amor o cariño, a tomar malas decisiones.

15. Habrá alguien que quiera salvarte o cambiarte. Soy de las que piensa que un comportamiento puede transformarse, pero sólo cuando tú quieras. Si esa conexión interior contigo o en esa persona no se da y entras y sigues en la relación esperando a que cambie, ¿realmente crees que tienen futuro? Muchas veces la respuesta es “No”.

16. Hacer un listado de cosas que puedes negociar y las que no, funciona. ¡Aplícalo!

17. Describir a la persona que quieres, lo más real posible, también. Leer este listado de vez en vez te ayuda a tener una perspectiva más certera de lo que realmente buscas cuando llegue alguien a tu vida.

18. La monotonía acaba con cualquier buena relación. También la falta de admiración.

19. No siempre salgas con “tu tipo de hombre”. Dale un chance a otros con los que quizá no te atreverías a salir. ¡Te puedes sorprender!

20. Ve a citas. Que no es igual a acostarte con un tipo o besarlo al terminar el date. Simplemente se trata de conocer. Quién sabe, quizá no lleguen a ser una pareja, pero sí buenos amigos. O mejor aún, en alguien por el que nunca hubieses apostado, encuentres tu mejor complemento.

21. ¡NO SE PUEDE SOSTENER UNA AMISTAD CON TU EX INMEDIATAMENTE TERMINADA UNA RELACIÓN! Uno de los dos sufrirá. Dale tiempo al tiempo.

22. Puedes hacer clic con una persona al minuto de charlar con ella.

23. También puedes hacer clic con una persona con la que en primera instancia no fue así. Esa es la chulería de la vida.

24. Los primeros meses de noviazgo comerás y comerás, así que si no tienes un metabolismo acelerado, probablemente subirás de peso. Mi recomendación: vive y disfruta el momento, y luego asume algún régimen. ¡No te vuelvas loca poniéndole una carga negativa a tu relación!

25. Disfruta el momento pero siempre en sabiduría, es decir, recuerda que lo que tenga que ser, será, y que buscar tener el control de todo es el principio del fin.

26. Hay peleas que es mejor no pelear. Elige las que requerirán de tu energía, las que no, intenta desecharlas o asumir el tema con un poco más de humor.

27. Cada quien ama diferente. Acéptalo y entiende a la otra persona desde su perspectiva del amor.

28. Mientras más pública sea tu relación, más comentarios generará. Guárdala como si fuera un tesoro (incluso de amistades cercanas) y déjala que fluya al ritmo de ustedes dos.

29. Siempre habrá presión: primero para que tengas pareja, segundo para que te cases y luego para que tengas hijos. De ti depende poner los límites, que muchas veces serán a quienes más quieres.

30. No te preocupes si sientes que has tenido muchas relaciones fallidas, esas te ayudarán a apreciar cuando llegue el indicado, que dicho sea de paso, tampoco será Mr. perfecto.

31. Cada relación se mueve a un ritmo diferente. Compararlas sólo servirá de autosabotaje.

32. Como leí por ahí, nadie es 100% correcto o equivocado para ti. Siempre tendrás diferencias con la otra persona. Ahora, si las diferencias son morales o de valores, entonces es muy probable que esa persona no sea para ti.

33. Si crees que conociste a la persona de tu vida pero que no se encontraban en el momento de sus vidas para estar juntos, es casi probable que esa no era la persona de tu vida.

34. Una buena relación es una democracia, no una dictadura.

35. Si no sanas tu ser de una relación pasada, de alguna mala decisión, probablemente seguirás eligiendo al mismo tipo de pareja y las mismas situaciones. Tomarse un año sabático para ver las cosas desde otra perspectiva, ha sido una de mis mayores lecciones.

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS