La verdad sobre mi embarazo

¡Ajá! Apuesto a que entraron esperando que les contara una historia digna de E! True Hollywood Story o al menos de unos varios memes. La realidad es que no se trata de algo que vaya más allá de lo habitual en medio de un embarazo… O quizá que le respondiera estas preguntas: ¿Cómo te enteraste? ¿Sabes lo que es? ¿Por qué lo ocultaste por varios meses? ¿Has tenido malestares? ¿Aplazarás la boda? Las responderé, pero primero lo primero… No he vivido momento tan hermoso como escuchar el corazón de mi bebé por primera vez, pero tampoco me he sentido tan fuera de mí en mi vida. Así que les hablaré desde mi verdad, porque aunque se experimentan síntomas similares, cada embarazo es diferente al otro. Hay cosas que me hubiese gustado saber de estos nueve meses y que mucha gente teme decir (o por lo menos nadie me dijo). Me hubiese gustado saber que además de los morning sickness mi cuerpo cambiaría drásticamente y no sólo me refiero al crecimiento de tu barriga o tus pechos. A esto es que me refiero:

1.    El agotamiento puede ser el síntoma más molesto del embarazo. Por lo menos para las que son muy activas como yo. Tu cuerpo necesita mucha energía para crear a tu bebé, y básicamente se chupará toda la tuya, y cuando digo toda, es toda. Te encontrarás durmiéndote en todos lados, incluso durante eventos o reuniones que te parecen interesantes. Es una especie de agotamiento crónico. Imagínense que se van de bonche viernes y sábado hasta que salga el sol. Probablemente su cuerpo esté totalmente desgastado el domingo, necesitará reposo prácticamente todo el día. Así mismo pasa en los primeros meses del embarazo, sólo que ni te fuiste de bonche y no bastará con un día para reponerte. Por más que duermas, SIEMPRE ESTARÁS CANSADA. Mi energía volvió cuando cumplí los cinco meses, pero uno que otro día vuelvo a sentir ese cansancio de los primeros meses.

2.    Rechazarás cosas que antes eran tus favoritas: comida, amistades, lugares, incluso a tu pareja, jajajaja. Las hormonas son una locura. En mi caso, me “cogió” con el teléfono. No lo podía ver ni escuchar. Al punto de que muchas amistades pensaron que tenía algo personal con ellas. ¡No quería hablar con nadie ni que nadie me hablara!

3.    Los gases serán tus compañeros durante todo el embarazo, pocas cosas podrás hacer para prevenirlos. Prepárate a no sentirte como una dama.

4.    También tendrás otro mejor compañero: las toallas íntimas diarias. Seguro como yo pensabas que por nueve meses estarías libre de ellas. ¡Pues no! Las usarás más que antes, mucho más. Es una lástima que las compañías de higiene íntima no centren aunque una de sus campañas en crear awareness de esto.

5.    Amigos dejarán de ser tus amigos. A muchos no podrás culparlos, no entienden por lo que estás pasando e igualarán tu embarazo a una discapacidad o a una carga. Otros tomarán actitudes que te demostrarán que nunca fueron tus amigos. Así que también hay que verlo por el lado positivo, no querrás energía negativa y mucho menos en esta etapa.

6.    Llorarás por todo, hasta porque rompiste la esquinita de un papel sin querer o porque un vehículo no te quiso dar paso. Yo siempre he sido bien llorona, ahora lo soy a la máxima potencia.

7.    Por último y lo más importante, la mayor lección de vida: tú no tienes el control. Entonces descubres que nunca lo has tenido y que Dios es el que manda (y tu bebé, cual escena de la película Alien). Muchas veces querrás hacer algo y no podrás o tendrás deseos de comerte un plato determinado y cuando vas feliz a comprarlo terminarás por antojarte de otra cosa. En otras palabras, tu cuerpo no te pertenece.

Pero la verdad es que, como seguro has leído o escuchado, todo eso se olvida porque hay algo aún más poderoso, de lo que tampoco tienes control: un amor inexplicable por alguien que todavía no conoces.

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS