Lo que nadie te dice cuando te comprometes

Me comprometí, al instante vi fuegos artificiales en mi cabeza e incluso en mi estómago (tenía mucha hambre), y nada ahora estamos aquí, en el proceso, en las presiones que siguen a decir "Sí, acepto". No caí en cuenta de todo lo que viene después. ¡Es abrumador! Claro, uno sueña con el momento, pero no con todo lo demás. Si pensabas que hay un librito mágico detrás del compromiso, pues te cuento que no lo hay. Lo que sí sé con certeza, es que debes saborear el momento lo más que puedas, realmente es único, lo sentirás incluso surreal (sí, hasta para una feminista lo es)

Sí encontrarás revistas, libros, perfiles de redes sociales o artículos como este que te servirán de ayuda, o al menos eso espero. Y como siempre se habla de lo que se debe hacer después “de”, yo hoy quise escribirte de aquello que no te dicen cuando dices “sí, me quiero casar contigo”. 

1.     No va a ser “perfecto”

Les pongo mi ejemplo. Mi novio planificó todo a “la perfección”, y en el gran día hacía tanto frío que no me pude poner el vestido que él me había comprado para la ocasión, así que me vestí con su "plan b", uno que por la compra de ese vestido le dieron como "plus one". Un vestido negro, bellísimo, con un solo problema: me tiñó todas las uñas de negro (ya les cuento más en el próximo video de Youtube). Así que el momento que debió ser totalmente mágico y "perfecto", tuvo su toque de oscuridad, jajajaja.

2. Es diferente para todo el mundo

No creas que porque no hubo drones, no te volaron a otro país a pedírtelo o porque hayan sido ustedes dos los únicos testigos, no fue un momento especial. Miren a Meghan y Harry, él le pidió matrimonio mientras hacían un pollo frito. ¡¿Quién pensaría que eso es romántico?!

giphy (15).gif

3. Mirarás el anillo 50 veces por día

Bajo la luz del día, bajo la luz de la noche, mientras te bañas o acaricias a tu perrito, incluso mientras estás sentada en el baño (sorry por darles esa imagen), incluso cuando friegas los platos sucios (por alguna razón después de brilla más, jajaja), analizarás de todas las formas posibles el anillo que para ti debe ser el más bello del mundo. Será tu objeto del deseo, y de todos los que aún no lo hayan visto.

giphy (13).gif

4. Tendrás que hacer la historia más veces de las que esperabas

Hay que prepararse para esto, pienso que ninguna mujer lo está. Meses después, cuando ya probablemente estés a días de tu boda, te harán la pregunta de cómo fue casi tanto como: ¿Cuándo es la boda? Girl, ¡me acabo de comprometer! "Chancéame" manita, jajajajaja.

source (4).gif

5. Si tienen poco tiempo de noviazgo, te harán otra pregunta...

¿Te casas? ¿Cómo así? No me digas que estás embarazada. Pero no te preocupes, si Amelia Vega sobrevivió, tú también lo harás.

giphy (12).gif

6. Les presento a mi prometido

Por alguna razón que aún no entiendo, te dará mucho trabajo decir esta palabra, en la mayoría de los casos, hasta risa te causará. ¿Alguien sabe por qué es tan difícil o en mi caso, gracioso?

¿Quieren leer más? El resto estará en la edición de Pandora Novias, que tendrá una editora extra invitada: Marcelle De Moya; circula a finales de marzo. Déjenme sus comentarios abajo con anécdotas de ustedes o de alguna de las mujeres de su vida.

Ciao!

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS