7 razones por las que me gustaría ser amiga de Brigitte Macron

7 razones por las que me gustaría ser amiga de Brigitte Macron

Seguro que a muchas también le gustaría, y no dudo que en sus 64 años (me lleva 30 años de experiencia), Brigitte haya tenido muchas amigas y allegadas que le preguntaran, sobre todo, cómo es posible sobrellevar una relación donde, cuando ella era una mujer “hecha y derecha”, su ahora esposo estaba naciendo. En fin, si ahora sigue siendo un tema tabú, imagínense años atrás, y más aún, porque se trata de su estudiante. Muy poco se sabe de cómo sucedieron las cosas entonces, pero sí de cómo han manejado su diferencia de edad en los últimos años.

Más allá del título, estas son algunas razones por las que me gustaría ser amiga de la ahora Primera Dama de Francia.

1. Más sabe el diablo por viejo… Bueno, ya saben cómo va el dicho. Aunque aprendemos mucho de los niños, la sabiduría se encuentra en el conocimiento en los años. Así que estoy segura que ella me ayudaría a evitar ciertos errores con los consejos de sus propias vivencias.

2. Podría presentarme buenos prospectos… ríanse todos conmigo, pero no de mí, jajajajaja. ¡Es cierto! Su esposo tiene 40 años, seguro tiene amigos solteros o divorciados (ya que más da), en busca de su “media naranja”. ¿Mencioné que seguro va a ser extranjero? #SorryNotSorry

3. No le importan sus arrugas. Mientras Madonna anda ocultando sus manos, por ejemplo, ella luce sus arrugas con orgullo, y no solamente las del rostro. Debe de tener una fórmula de autoestima muy grande. ¡Y yo quiero esa fórmula!

4.  Vivirá la política desde otra óptica. Es una nueva era para la política. La gente ya no se queda callada, la sociedad necesita y quiere ser parte real en las decisiones. Además, ahora se vive un período de inclusión magnífico. Con un Trump al poder, gobiernos desmantelados a nivel mundial por transacciones ilícitas, una sociedad más consciente de sus derechos o el primer hombre que posa en la acostumbrada foto de las Primeras Damas, en la cumbre de la OTAN celebrada en Luxemburgo.

Brigitte, en su misma persona, es ya parte de la transformación que está viviendo la sociedad, esa que está aceptando vivir fuera de los cánones establecidos por generaciones pasadas.

5.   Tiene 24 años más que su esposo. Pensaron que lo había olvidado, ¿cierto? ¡Pues no! Es increíble los temas tabú a los que aún estamos sujetas las mujeres. Tanto, que este tema eclipsó la toma de posesión de su esposo, el nuevo presidente de Francia. Pero no, ¡jamás sucedería con Trump! (el mandatario estadounidense le lleva 24 años a su esposa Melania), bueno, o con ningún otro hombre.

Siguiendo con el tema, he hablado con mis amigas acerca de que me intriga la seguridad de los chicos menores que yo. La facilidad con que se lanzan, aún cuando sepan que recibirán un no. Es como si no tuvieran miedo. En mi soltería (que al parecer en República Dominicana es un pecado después de los 28), he tenidopretendientes de distintas edades y tengo que decir que me sorprende cómo la seguridad de “los menores” sobrepasa a las de los hombres mayores que yo e incluso de mi misma edad. Aunque sepan que recibirán un “no”, se lanzan y lo intentan; les digo la generación fearless. Así que, poniéndome en posición de mi nueva amiga Brigitte (soñar no cuesta nada), entiendo su decisión. Además, un hombre de poder sabe que detrás –o al lado de él–hay una mujer muy inteligente y con experiencia que lo ayuda a evolucionar. Brigitte se lleva ese mérito con Macron.

6. Es una Primera Dama rebelde. No le asusta romper reglas. En el mismo congreso de la OTAN que mencioné meas arriba, ella decidió romper el protocolo de vestimenta, llevando un vestido varios centímetros sobre la rodilla sellado por Louis Vuitton. ¿Sabía lo que hacía al reducir el largo protocolar de una falda? Estoy segura de que sí. También lo supo Lady Di cuando por primera vez, con un vestido mini llamó los ojos hacia ella después de su divorcio.

7.   Me daría tips de cómo llevar el matrimonio cuando hay hijos de por medio. Seamos realistas. Después de los 30 o me caso con uno menor que yo o el que me toque probablemente venga con hijos incluidos. Eso es un reto. Y aunque en este caso ella es la de los hijos, seguro que me aconsejaría sobre los do and don’ts tomando como punto de partida a su esposo. A pesar de que entre sus hijastros y él hay una mínima diferencia de edad, Macron ha expresado públicamente su amor hacia ellos y ellos hacia a él. “Tengo hijos y nietos de corazón. Es una filiación que se construye, que se conquista”, dijo el presidente de Francia durante uno de sus discursos de campaña.

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS