Episodio 1: Por qué invertir en ti misma es la fórmula del éxito de tu negocio

Episodio 1: Por qué invertir en ti misma es la fórmula del éxito de tu negocio

Ok. Quieres emprender o hacer algo diferente pero no sabes por dónde comenzar. Descuida, no estás sola.  Soy de las que piensa que el mundo nos está llamando a ser más y mejores pero no nos dan todas las herramientas para lograrlo. Un simple go out there and eat the world (sal ahí y cómete el mundo), no es suficiente. 

Esas herramientas yo las resumiría en una frase: “Empieza por invertir en ti misma”.  Desde Warren Buffet, Tony Robbins, Robin Sharma, Jenna Kutcher y la dominicana Tania Báez… de todos he escuchado que una de las estrategias más importantes para triunfar en lo que te propongas es invertir en ti misma. Ok, quizá no lo dijeron exactamente así, pero ese era el mensaje.

Ese es el gran paso que debemos dar hacia cualquier meta para que no todo se quede en palabras o en el aire. Porque al final tu futuro y tu presente depende de eso. Y si todavía esto no te convence, te adelanto que invertir en ti tendrá mayor retorno de inversión que cualquier otro proyecto que te propongas. De hecho, muchos de los temas que trataremos en los podcast venideros te servirán de herramientas para invertir en ti misma. Pero, ¿cómo inviertes en ti misma más allá de comprarte una blusa bonita para tu próxima entrevista de trabajo o el labial perfecto para la salida con tus amigas el viernes por la noche?

Entérate dando play arriba.

 

1.    Enfócate en una gran meta

Steve Jobs decía que el enfoque no es decidir qué hacer, sino qué no hacer. Entonces, ¿qué no hacer? Pues querer realizar todas tus metas al mismo tiempo. Enfocarse no es más que centrar la atención en algo. Es como el lente de una cámara, específicamente el de 50mm que es excelente para mantener la atención en la persona a retratar dando profundidad de campo, es decir, distorsiona todo lo demás. Cuando quieres enfocarte en ti, aunque no quieras, debes desenfocar todo lo demás, no desaparecerlo, pero darle menos importancia. Oprah, que como quizá sabes es una de las personas más poderosas del mundo, dijo una vez dijo que podías tenerlo todo pero no al mismo tiempo. Antes me rehusaba a creerlo y ahora ya entiendo a lo que se refiere. Si quieres que una de tus áreas de la vida sea exitosa debes ponerle todas las ganas a eso. Hay que ir paso a paso, pero reconociendo cuándo debes de llevar tu proyecto al próximo nivel, o sencillamente cambiar de proyecto. Como dice el dicho, el que mucho abarca, poco aprieta. 

2.    Da gracias

Tengo que admitir que particularmente lo olvido. Lo ideal sería hacerlo todos los días por la mañana. Yo he decidido que lo haré hasta en los tapones. A veces, hasta agradezco por los tapones porque me dan chance, de por ejemplo, escuchar mis podcasts, y a veces, hasta arreglar una que otra fotito, es decir, me quitan tiempo de una cosa, pero para otra, me lo dan. Así que hasta por eso he decido dar gracias. Cuando agradeces las pequeñas cosas, inconscientemente vas volviendo positivas experiencias inquietantes de tu día a día, como por ejemplo, que tu esposo o pareja deje todos los días la ropa tirada frente al hamper… Entonces respiro, y doy gracias porque tengo una ayuda idónea, que además es un excelente padre. 

3.    Asiste a charlas / haz cursos / lee un libro al mes

Y ve no sólo para aprender. Sino por lo el networking que ofrece. Recientemente estuve en el Women Summit de la revista mercado en mi país. Además de que aprendí mucho a través de las historias y el know how de muchas mujeres, también hice networking, que para mí, es lo más importante de estos eventos. Invertir en ti también tiene que ver con conectar con quienes tengan los mismos objetivos que tú, y seguro, si se encontraron en un mismo evento, es porque ambas partes quieren crecer y ganar.

4.    Ve tachando tu bucketlist

Es una de las grandes inversiones que harás en tu vida. A veces dejamos pasar lo que queremos porque no es el momento, porque no hay dinero o porque no tienes con quien compartirlo. Y aunque todas las anteriores, sobre todo las primeras dos, son necesarias para lograr  muchas de nuestras metas. Nunca recibirás mayor satisfacción que cuando haces algo que hace mucho querías, es como premiarte a ti misma. No todo tiene que ser de viajes. Quizás algo que esté en tu bucketlist sea probar un restaurante diferente todas las semanas. Inspírate y haz la lista, seguro que en ella habrá apartados simples y complejos. 

5.    ¡Asóciate!

Una de las mejores decisiones que tomé con el proyecto de las cajitas de A Todas Mis Chicas, fu asociarme. Básicamente porque aunque tenía la idea de lo que quería, llevarla a cabo y dedicarle tiempo era un imposible para mí. Dante tenía apenas dos meses cuando se puso en marcha, y la verdad es que sin una contraparte, que también estuviera comprometida, el proyecto no hubiese crecido. 

6.    Haz cursos en LinkedIn

Cada vez que quiero hacer algo, primero tomo un curso (a mi tiempo) con los que saben. Me ha instruido la mismísima Arianna Huffington. ¿Cuántas personas creen que pueden decir eso? ¿Te sorprendería si te digo que muchas y por el precio de US$29.99? Eso es justamente lo que pagas mensualmente en la plataforma Learning de LinkedIn. Ahí he reforzado muchos conocimientos, conocido plataformas necesarias para la creación de proyectos, conocido tendencias digitales… en un mes he hecho más de 4 cursos, y como les dije, a mi tiempo. A veces me levantaba en la madrugada a lactar a Dante y me ponía a escuchar uno de los cursos, o si no, uno de mis podcast favoritos. Lo que me lleva al siguiente y uno de los puntos más importantes de este post. 

7.    Ten al menos un coach / mentor

Puede ser alguien  quien acudas de manera presencial o a quien acudas de manera online. Yo lo hago de la segunda forma. El primero fue Robin Sharma, a quien tuve la oportunidad de entrevistar. ¿Quieres leer la entrevista? Da click aquí. Y he pasado por muchos. He pagado mucho dinero para instruirme con los mejores. Y de repente, llegué a Jenna Kutcher, ¿o será que ella llegó a mí? She is the master brain behind my new and improved social media pictures y la responsable de que finalmente pudiera armar mi podcast en una época de mi vida que pensé era imposible, y no nos conocemos, pero yo sí conozco su metodología, y la he puesto en práctica. También sigo muchas cuentas que me inspiran (eso es otro post que les estoy preparando). Y recientemente les publiqué por aquí hashtags pro mujer a seguir. Todo lo que te inspire –pero que también te mueva a actuar– es bienvenido.

8.    Maneja tu tiempo

Ok. Tienes la idea, sabes que será un éxito; ya hasta tienes todas las herramientas, pero… tienes una familia, un trabajo fijo, una casa que liderar, tus amigos, las actividades extracurriculares. ¿Cómo rayos se supone que voy a poner mi idea a funcionar? Sencillo, maneja tu tiempo. Lleva una agenda (soy fanática de las físicas)… Diara Nadal tiene un Sistema de Planificación de Metas chulísimo. Y en caso de necesitarlo, analiza nuevamente el punto 5 de este listado. Porque baby girl, no eres un pulpo… aunque se nos ha vendido la idea de que somos la mujer maravilla, ¡no lo somos! Sácate esa idea de la cabeza. Sí, podemos hacer muchas cosas, pero sino recibimos ayuda, nunca lo lograremos. ¿Qué hubiese sido de Batman sin Robin? ¿O de la Pantera Negra sin su hermana Shuri? 

9.    Elimina las relaciones tóxicas

Es el amor de tu vida, pero te dije que ese cabello rizo no está “de nada”. Es tu mejor amiga pero busca cualquier oportunidad para hacerte sentir mal por tu físico; o es la “peña más chula” pero cada vez que pueden critican el hecho de que aún tienes un vehículo del 2000 porque prefieres viajar o ahorrar para comprarte una casa. Entonces querida, estás con las personas equivocadas. Cuando inviertes en ti, también debes ver la parte emocional. Y por más cursos de superación a los que vayas, por más cambios de looks que hagas, por más proyectos que pongas en marcha o libros de crecimiento que hagas, si tu círculo no quiere verte ganar, no lo harás.  

10. Explora tu creatividad

Factor importantísimo a la hora de invertir en ti. ¿Recuerdas cuando eras niña y te inventabas escenarios para jugar? Cuando con las muñecas creabas historias dignas de Disney y hasta de un Corín Tellado rated G. Ahí estabas explorando tu creatividad, dejando que tu imaginación te guiara, lo que inconscientemente en ti iba generando gustos que posteriormente –y si lo analizas– tenían que ver con tu gran pasión. Escuché una vez que el ser humano fue creado para ser creativo, a imagen y semejanza de su creador … si crees en Dios.

11. Mejora tus hábitos de salud

Les cuento. Hace muchos años sufrí una gran ansiedad, porque básicamente me volví workaholic. Salir de ahí requirió de ayuda psicológica, espiritual, pero sobre todo, requirió que pusiera de mi parte. Tuve que cambiar mis hábitos, y eso implicaba, ejercitarme regularmente, y ponerme un horario de salida del trabajo y no llevarme trabajo a casa. A mi entender estaba invirtiendo en mí, pero estaba burning myself out. Ya no daba para más, y guess what? Se notaba en el trabajo al que tanto tiempo le estaba invirtiendo. Alguien muy sabio me dio un consejo una vez: si siempre tienes que salir dos, tres horas más tarde del trabajo quiere decir que tu puesto tiene más trabajo de lo que realmente debería, o que tú, no crees lo suficientemente en ti como para saber que lo que das en tu tiempo laboral es suficiente, porque le pusiste todo el empeño. Tengo una empleada en Pandora que trabaja hasta una o dos de la tarde. ¡Y le da tiempo hacerlo todo!  ¿La razón? Se enfoca y no se distrae. Me ha servido de ejemplo.

12. Cuida tu apariencia

Seguro que cuando piensas en “inversión en ti” lo primero que te llega a la cabeza es ropa, nueva imagen. Y aunque no se trata sólo “de” también tiene que ver. El cambio empieza primero contigo. No dejes de escuchar la anécdota que me compartió en una ocasión Paola Santana, sobre su ascenso en Silicon Valley.

13. Ten disciplina

Les seré sincera. Esta fue la estrategia que se me hizo más difícil, más que nada porque suelo distraerme mucho. Por eso siempre es bueno que tengas un plan de trabajo. Dedicarle “x” cantidad de tiempo a la semana o al día a algún proyecto es necesario. Poner a funcionar una idea es fácil, sostenerla no. Necesitarás disciplina, sin ella, no habrá resultado.

+ Cree en ti

La mayoría de las cosas que esperas no suceden porque no das el paso. Cree en ti, y si fracasas, ¿sabes qué? También aprenderás, quizá algo mejor que si ganas, aprenderás cómo hacerlo mejor next time.

Por último, te dejo con un ejercicio que aplico para saber si estoy invirtiendo el suficiente tiempo en mí: ¿qué habilidad o conocimiento nuevo adquiriste el mes pasado, el año pasado? Invertir en ti es algo constante.

 

DSC_1640-Editar.jpg

¡Hola! Soy Airam, periodista,editora de revistas, conductora de radio y ahora bloguera. Tengo 35 años y 20 de ellos me los he pasado escribiendo. 

CATEGORÍAS